Era guardia de seguridad, pero hizo una imagen de la Virgen y su vida cambió para siempre

0
1574
Jacinta Palma, profesora jubilada de la diócesis de Rajshahi, con una imagen de la Virgen
Jacinta Palma, profesora jubilada de la diócesis de Rajshahi, con una imagen de la Virgen

“Esos son mis mejores momentos, cuando veo a alguien venerando las imágenes que hice. En ese momento, siento que el trabajo da frutos y esto me inspira a hacer estatuas religiosas más bellas”. Así lo siente Dominic Mondol, artesano que hace estatuas religiosas católicas en Bangla Desh.


Santuario de las apariciones

Todo empezó con una estatua de la Virgen, porque antes de ella, él trabajaba de guardia de seguridad en una agencia humanitaria protestantes.

Aprendiendo de un maestro

Dominic Mondol siempre fue católico y devoto de la Virgen y siempre se sintió bien rezando con estatuas. En 1996 visitó a su tío materno, en Krishnagar, en la India, que es escultor profesional. Dominic quería aprender algo nuevo y pidió a su tío que le enseñara algo de su oficio. Empezó con una escultura de la Virgen María. Y fue aprendieron este arte.

“Tenía devoción por las estatuas religiosas. Más tarde empecé a hacerlas. Disfruto haciendo este trabajo”, dice.

Tras dos años de práctica, dejó su trabajo de guardián y se dedicó a tiempo completo a hacer imágenes católicas: de María, Jesús, José, San Antonio de Padua, la Madre Teresa, y tantos otros.

En 2008, realizó una estatua de Nuestra Señora de Lourdes para la parroquia de Bonpara, en Natore, Bangla Desh. Esta obra fue un gran éxito y agradó mucho a los católicos. Más tarde, hizo historia. Ahora Mondol realiza cientos de estatuas al año, según explica a la agencia AsiaNews.

Una minoría católica

Bangla Desh tiene más de 160 millones de habitantes, la inmensa mayoría musulmanes, con una minoría hindú y etnias de religiones tribales. Los católicos son algo más de 200.000 pero la red de escuelas católicas es importante, con casi 600 centros escolares y unos cien mil alumnos. A menudo estas escuelas y otros centros católicos son los que compran las estatuas de Dominic.

En el pasado, los católicos del país encargaban estatuas católicas en la India, pero ahora es más común que se las encarguen a Dominic, quien también las lleva a unas 20 peregrinaciones al año, donde las vende.

Dominic Mondol, con algunas de sus estatuas pequeñas

Mondol dice que no hace estatuas religiosas solo para ganar dinero, sino también para difundir el mensaje de Dios. Asegura que se siente feliz cuando ve a la gente devota rezando junto a sus estatuas, conectando con Dios.

“Vi que en Bangla Desh nadie hacía estatuas religiosas en la comunidad cristiana, así que aprendí el oficio y parece que estoy predicando la obra de Dios. Las estatuas religiosas ayudan a aumentar la devoción en la oración y la Santa Misa. Muchas personas rezan y se comunican con Dios a través de las estatuas y obtienen respuestas en la oración. Así que estoy trabajando como un puente entre la gente y Dios”.

Bendecido por Dios y la Virgen

Insiste en que es un gran devoto de la Virgen María y que a sus 65 años se da cuenta de cómo Dios y la Virgen le han bendecido.

“Yo era un simple guardia de seguridad y no tenía mucha formación. Sin embargo, desde que comencé con las esculturas religiosas, Dios Todopoderoso me concede lo que pido. Tengo una vida próspera, soy reconocido, y tengo paz y seguridad”. Los obispos, sacerdotes y laicos lo elogian por su oficio, dedicado a la realización de imágenes religiosas.

El Christian Communication Center (CCC), ligado a la Conferencia Episcopal, y los centros pastorales diocesanos son los principales compradores al por mayor de las estatuas de Mondol. Muchas llegan a las diócesis de población tribal, las regiones donde hay más conversiones.

María, Salud de los Enfermos, ruega por nosotros

Quiero recibir Cari Filii News gratuitamente

Quiero suscribirme

Dejar comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here