El «negro Manuel», el esclavo que fue testigo del milagro de la Virgen de Luján y la sirvió hasta su muerte

1
1810
El "negro Manuel" sirvió a su "Ama del cielo" en Luján, donde fue testigo del milagro de la Virgen

Manuel Costa de los Ríos. Fiel esclavo de la Virgen de Luján es el título del libro escrito por monseñor Juan Guillermo Durán, actual postulador de la causa de canonización de este esclavo negro que fue testigo de un milagro de la Virgen y fue durante su vida ejemplo de servicio y amor a María.

Según informa la agencia Aica, la obra ilustra la figura emblemática del “negro Manuel”, por ser testigo del milagro de la parada de la carreta que trasladó a la Virgen de Luján, ocurrido en el mes de mayo de 1630, y según la cual la Virgen indicó que quería quedarse allí y que la construyeran una iglesia. Este esclavo sirvió a María desde entonces y hasta su muerte.

En proceso de canonización

Las páginas del libro se proponen acercar al lector la figura histórica del “negro Manuel”, como popularmente se lo conoce, poniendo de manifiesto su significativo perfil humano y religioso en ocasión de haberse iniciado, el 8 de mayo de 2016, en el marco del “Año Jubilar de la Misericordia”, el proceso de su canonización, promovida por la arquidiócesis de Mercedes-Luján.

Como lo recuerda el cardenal Mario Aurelio Poli en el prólogo, “el libro pacientemente elaborado por Juan Guillermo Durán, con rigurosa disciplina histórico-crítica, nos presenta la vida del que fuera el fiel custodio de la imagen sagrada. Este magnífico estudio que sigue los pasos de su existencia, rescata del olvido detalles de su azarosa peregrinación, desde la tierra que lo vio nacer hasta los años gozosos al servicio de su Ama del Cielo”.

El autor describe la figura del Negro Manuel como el primer apóstol de Nuestra Señora de Luján. Confiamos que sus páginas inviten a conocer y reconocer al virtuoso devoto de la Virgen, quien en su candidez se reconocía: “Ser de la Virgen nomás”.

Sobre el negro Manuel

El negro Manuel había llegado al Río de la Plata como parte de un lote de esclavos africanos, proveniente de Pernambuco (Brasil) para ser comercializados en Buenos Aires. Era originario de Costa de los Ríos, en Guinea. Al recibir el bautismo, con el nombre cristiano de Manuel, se le agregó el lugar de nacimiento o procedencia, como era costumbre en la época.

Su amo el capitán Bernabé Gonzáles Filiano Oramas, lo vendió convirtiéndose en propiedad exclusiva de la Virgen de Luján, a cuyo servicio continuó en la Villa de Luján, a lo largo de cincuenta y seis años, hasta su muerte, ocurrida a fines de 1686.

Por este motivo, el negro Manuel siempre se consideró “ser de la Virgen nomás”, invocándola constantemente como su “Ama” y “Señora”. Fue manifestación viva del tierno amor a la Virgen Inmaculada, siempre devorado de un santo celo para procurar su mayor gloria, mediante el fiel ministerio de servirla en condición de humilde sacristán,

María, Puerta del Cielo, ruega por nosotros

Quiero recibir Cari Filii News gratuitamente

Quiero suscribirme

1 Comentario

  1. Escravo siim. Viver a escravidão de amor à SANTISSIMA VIRGEM, para viver a verdadeira liberdade dos filhos de DEUS que amam apaixonadamente a JESUS CRISTO, e o Santo EVANGELHO!

Dejar comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here