El mensaje de María en San Nicolás hace 33 años puede «ordenar el mundo según Dios», dijo el obispo

0
6807

Era la primera fiesta grande en honor de María del Rosario de San Nicolás desde la aprobación por parte del obispo, el pasado mes de mayo, de las apariciones de la Virgen a Gladys Quiroga de Motta entre 1983 y 1990.

Una multitud de fieles peregrinó el pasado domingo al santuario de María del Rosario de San Nicolás, donde el administrador apostólico, monseñor Héctor Cardelli, destacó que hace 33 años allí se produjo “una manifestación sobrenatural” y alentó a dar testimonio y anunciar el amor. 

"Haced valer mis derechos"
La manifestación de fe, que comenzó a la hora cero con fuegos de artificio y el canto del Feliz Cumpleaños a la Virgen, llevó por lema María, danos tu mirada misericordiosa y tuvo su momento culminante por la tarde con la procesión con las imágenes religiosas

A las 15 en punto, según informa Aica, la imagen de la Virgen con el Niño Jesús salió del templo en medio de una lluvia de pétalos de rosas, mientras los asistentes acompañaban su paso al grito de "viva María" y agitaban pañuelos y banderines celestes, blancos y rosados. La imagen mariana recorrió las calles de la ciudad y luego ingresó por un pasillo abierto entre la gente hasta el campito contiguo al santuario. 

Allí, monseñor Cardelli presidió la misa concelebrada, cuya homilía se centró en subrayar el “hecho sobrenatural” ocurrido hace 33 años, cuando la Virgen se le apareció a una vecina de condición humilde y le manifestó: “Haced valer mis derechos”

María, cauce para ordenar el mundo según Dios
“Esta noche, aquí, recordamos y revivimos aquella intervención salvadora de Jesús, porque María celebra un nuevo aniversario de su manifestación para recordarnos lo que Él nos dijo para que su luz no se extinga en nuestros corazones, porque de lo contrario corremos el peligro de perder el rumbo y desvirtuar su enseñanza”, advirtió el administrador apostólico de San Nicolás de los Arroyos, monseñor Héctor Cardelli, en su homilía.

“Si se apaga en nuestros ojos la luz sobrenatural, solo nos queda la pobre claridad de nuestra inteligencia, incapaz de descubrir la dimensión eterna de la vida. María es madre; Jesús nos la dejó para que ejerza su asistencia maternal a quienes les encomendó como a hijos”, aseguró. 

El prelado destacó que “aquí, en San Nicolás, con un lenguaje sencillo y adaptado a quienes vivimos hoy, nos aconseja como una Madre lo hace con su hijo”. 

“Vivimos en un mundo desordenado y con pérdida del sentido sobrenatural de la vida; Ella nos orienta como madre y maestra recordándonos lo que nos dijo Jesús e invitándonos a escuchar, aceptar y a anunciar esa verdad, la única capaz de ordenar el mundo según Dios y descubrir que el nuevo orden mundial no es posible sin Dios”, sostuvo: “¿Cómo no reconocer en Ella un magisterio tan excelso y adaptado a cada uno de nosotros hoy, tan carentes de guía espiritual en el tumultuoso mundo que se aleja de Dios?”. 

Monseñor Cardelli explicó que “su escuela espiritual la desglosa en sus mensajes que ilustran nuestra realidad con la Palabra Divina de las Escrituras y la ternura pedagógica de la Madre, que nos la adapta a cada circunstancia que vivimos, aportando consejo, sabiduría, orientación y fortaleza para nuestros ‘Sí’ tan necesitados de robustez, para crecer en la respuesta de amor y transformadora en nuestras conductas”. 

“Madre y Maestra tan cercana y tan asociada al querer de su Hijo, siendo así el camino más corto para llegar a Él, salvador y don misericordioso del Padre”, agregó. 

“¡Queridos hermanos y amigos, peregrinos devotos! Felicito la decisión de vivir esta indulgencia del Año de la Misericordia en este lugar. Aquí, María quiso encontrarse con nosotros! Que resuenen sus palabras “Hagan lo que El les diga”, porque aquí nos demuestra su compromiso de cercanía, de magisterio y de Madre solícita. Celebremos con alegría el aniversario 33 de su ternura. Jesús, queremos agradecerte el don de tu madre y saberla tan cercana para que podamos reproducir tu imagen en cada uno de nosotros. ¡Viva María!", concluyó. 

La sobrenaturalidad del acontecimiento mariano 
En mayo de este años, monseñor Cardelli declaró la sobrenaturalidad del acontecimiento mariano en esa ciudad del norte bonaerense, y explicó que hizo el discernimiento sobre tres criterios particulares: “El acontecimiento ¿Es de origen natural? ¿Puede ser obra del enemigo? ¿Es de origen sobrenatural?” y subrayó que “las respuestas a estos interrogantes me dejaron la certeza de que es real y positivo el fruto que supera la mera acción humana”. 

“Trabajé en la consulta con peritos y testigos y consciente de que el deber de vigilar o intervenir compete ante todo al ordinario del lugar, asumo, como los obispos que me precedieron, la decisión de apoyar, orientar y declarar acerca de esta manifestación en San Nicolás”, precisó. 

El obispo nicoleño dio a conocer la decisión válida en ocasión del Jubileo de la Misericordia de los peregrinos de la diócesis, y señaló que lo acompañaba con la presentación del libro La escuela espiritual de Santa María del Rosario de San Nicolás, en el que se detallan las enseñanzas “más destacadas en los mensajes que Ella nos ofrece para nuestra adhesión a todo lo que Él nos dice porque Él es el culmen de la revelación”.

Quiero recibir Cari Filii News gratuitamente

Quiero suscribirme

Dejar comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here