Con la JMJ, los peregrinos en Polonia acuden a la Virgen de Czestochowa: explicamos su historia

0
5646

El icono de la advocación mariana de Czestochowa atrae a gran cantidad de devotos europeos. A lo largo de la historia, la imagen original sufrió daños, de modo que fue reconstruida.

La imagen de la Patrona de Polonia, la Virgen de Czestochowa, recibirá la visita del Papa Francisco el 28 de julio, durante el tercer día de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) 2016, en Cracovia.

El monasterio de Jasna Gora, donde se encuentra la imagen conocida como "La Madonna Negra", es casi una parada obligatoria de cualquier peregrino que visita Polonia. Se encuentra en la ciudad de Czestochowa, lugar donde además se ofrecerá la Misa por el 1050 aniversario del bautismo de Polonia.


Peregrinos de la JMJ 2016 celebrando la Eucaristía frente al Santuario Jasna Gora, en Czestochowa

Una de las advocaciones marianas con más devotos
El icono de la Virgen de Czestochowa es uno de los más venerados en Polonia y Europa, y representa a la Virgen María con el Niño en brazos. A lo largo de la historia ha sufrido varios atentados que le han dejado marcas en el rostro y el cuello.

El icono original fue destruido y sobre sus restos se colocó el actual. Se trata de una imagen de la Virgen a la que San Juan Pablo II tenía especial devoción y de la que tenía una réplica en el altar de la capilla privada en donde rezaba varias horas al día.

Pintada sobre la madera de una mesa
Según la tradición, después de la crucifixión de Jesús, cuando la Virgen María se trasladó a la casa de San Juan, llevó consigo una mesa hecha por el Señor en el taller de San José.

Se cuenta que, cuando las mujeres piadosas de Jerusalén le pidieron a San Lucas que hiciese una pintura de la Madre de Dios; fue la parte superior de esta mesa la que el Apóstol utilizó para pintar la imagen. Mientras aplicaba los broches y la pintura, San Lucas escuchaba con atención como la Madre de Jesús hablaba de la vidade su Hijo, lo que fue utilizado luego para escribir su Evangelio.

La tradición cuenta que la imagen permaneció en Jerusalén hasta que fue descubierta por Santa Helena en el siglo IV. Fue llevada a Constantinopla donde permaneció 500 años, hasta que se convirtió en objeto de varias dotes y así fue como llegó a Rusia, a la región que más tarde se convirtió en la actual Polonia.


Icono de la Virgen de Czestochowa

Los milagros de la Virgen de Czestochowa
Los milagros atribuidos a la intercesión de Nuestra Señora de Czestochowa son muchos. La documentación al respecto se guarda en los archivos de los Padres Paulinos en Jasna Gora (Polonia).

Uno de estos es el conocido como el Milagro de Vístula: el 14 de septiembre de 1920, cuando el ejército ruso se estableció en el Río Vístula y se preparaba para invadir la ciudad de Varsovia, el pueblo recurrió a la Virgen María.

Al día siguiente, fiesta de Nuestra Señora de los Dolores, el ejército ruso se retiró después que la imagen de la Virgen apareció en una nube sobre la ciudad.

Años después, al inicio de la Segunda Guerra Mundial, los alemanes invadieron y capturaron Polonia. Después de haber tomado la ciudad de Varsovia, una de las órdenes de Hitler fue cancelar todas las peregrinaciones ya que estas fortalecían al pueblo polaco.

En demostración al amor por la Virgen negra y la confianza en su protección, medio millón de polacos secretamente viajaron hasta el santuario en contra de las órdenes de Hitler. Después de la liberación de la ciudad en el año 1945, un millón y medio de personas expresaron su gratitud rezando frente a la imagen milagrosa.


San Juan Pablo II rezando ante la imagen de la Virgen en el Santuario Jasna Gora

San Juan Pablo II visitó varias veces el Santuario. La primera vez, como Pontífice, fue en 1979 al poco tiempo de haber sido elegido como sucesor de San Pedro.

Quiero recibir Cari Filii News gratuitamente

Quiero suscribirme

Dejar comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here