Localización

Fotos

SANTA MARÍA DE GUADALUPE

Mexico – 12/12/1531


ADVOCACIÓN

Santa María de Guadalupe.

LUGAR

Basílica de Santa María de Guadalupe, Plaza de las Américas, Núm. 1, Col. Villa de Guadalupe. México D.F, C.P. 07050.


FECHA

Día 12 de diciembre de 1531.


RECONOCIMIENTO ECLESIÁSTICO

Grado de aprobación eclesiástica: Máximo; aprobada, con liturgia y numerosas visitas papales a su santuario.


EL VIDENTE

San Juan Diego Cuauhtlatoatzin (1474-1548).


EFEMÉRIDES

Día 12 de diciembre: Nuestra Señora de Guadalupe (Solemnidad en Méjico).
Día 9 de diciembre: San Juan Diego.

FUENTES

http://www.virgendeguadalupe.org.mx/index.htm


LA HISTORIA

La Virgen Santísima se apareció en Tepeyac, México, a San Juan Diego el martes 12 de diciembre de 1531, después de diez años de la conquista española de México.

Como prueba de su visita, la Virgen milagrosamente hizo que en aquel lugar aparecieran preciosas rosas de Castilla y, que su imagen se quedara permanentemente en la tilma de su siervo.

Durante cuatro días la Virgen habló con Juan Diego, en su propia lengua, el náhualtl. Al identificarse, María utilizó una palabra indígena, que se puede traducir como la que aplasta la serpiente. Otros la traducen como la que procede de la región de la luz, como el águila de fuego. El vocablo náhualtlsonó a los frailes franciscanos españoles como el extremeño, Guadalupe, relacionando el suceso con la advocación a la Virgen de Guadalupe en Cáceres y la Gomera.

La Virgen de Guadalupe dio a Juan Diego un delicado trato de nobleza; trajo la reconciliación entre nativos y españoles: les ayudó a entender que la fe cristiana no es propiedad de nadie sino un don del amor de Dios a todos los hombres.

La Virgen pidió a Juan Diego que fuera al obispo de Méjico entonces, Fran Juan de Zumárraga, franciscano, que en un primer momento no le creyó y le pidió un signo de lo ocurrido. Juan Diego volvió a verle, y esta vez, con las rosas de Castilla que la Virgen le regaló en el cerro. Así desenvolvió su blanca manta y se esparcieron por el suelo ante la mirada atónita del obispo. El prelado desató del cuello de Juan Diego la manta en la que se dibujó, y apareció la Señora del Cielo, y la llevó con gran devoción al altar de su capilla. Con lágrimas pidió perdón a Juan Diego por no haberle creído antes. La ciudad entera se conmovió al conocer el suceso. El Obispo trasladó a la Iglesia Mayor la santa imagen pintada en el tosco tejido, hecho con fibras de maguey, se trataba del ayate usado por los indios para acarrear cosas. Por entonces, el tío carnal de Juan Diego, Juan Bernardino, que había estado muy enfermo, recobró la salud después de una aparición de la Virgen del Cielo.

En los siete años después de las apariciones, ocho millones de nativos se convirtieron a la fe católica.

En Tepeyac se construyó una ermita para venerar a la Virgen de Guadalupe; Juan Diego pidió permiso al Obispo para que se le construyera una casita junto a ella y poder cuidarla y adorarla.


EL MENSAJE

Los misioneros tenían poco éxito a pesar de su intensa labor, en gran parte por el mal ejemplo de muchos que se llamaban cristianos. La Virgen de Guadalupe se presenta a Juan Diego y a toda la humanidad, como mujer nativa, embarazada de pocos meses, y enseñándonos que la fe es un don de Dios para todos sin distinción.

La imagen de Nuestra Señora de Guadalupe es una síntesis cultural, que presentaba la nueva fe, de manera sencilla, para poder ser asimilada por los indios mejicanos. El rostro es de una joven mestiza, una anticipación, pues en aquél momento no había mestizos aún en Méjico. María asume así el dolor de miles de niños, los primeros mestizos, rechazados entonces tanto por los indios como por los españoles. Los Papas han visto en ella un claro mensaje a favor de la vida humana, y como baluarte para luchar contra la cultura de la muerte: el aborto y otras amenazas contra inocentes.Los científicos e investigadores, el alemán Jun, premio Nóbel de Química, ha estudiado la pintura y no ha podido explicar el origen de los pigmentos que dan color a la imagen, ni a la forma en que esta fue pintada.

El Dr. Callaga, del Instituto espacial de la Nasa, ha estudiado con aparatos infrarrojos y ha descubierto que la tela no tiene ningún engomado ni preservativo ni que la imagen tenga esbozos previos. La imagen no tiene pinceladas.

El oculista Lauvvoignet y más tarde el Dr. Tosnman, especializado en digitalización, y después de ampliar la imagen dos mil veces logró captar detalles imposibles de captar a primera vista: las figuras humanas que la Virgen miraba en el momento de formarse la imagen en la tilma de Juan Diego; un indio desplegando su ruana ante un religioso, un franciscano llorando, un hombre con la mano sobre la barba en señal de admiración; otro indio rezando, niños y varios franciscanos más. Además nos encontramos ante una tilma que no se corrompe ni se deteriora, ni los atentados que ha sufrido han podido estropearla. La Virgen ha querido demostrar que la ciencia tiene su función pero también sus límites.


EL VIDENTE

Juan Diego nace en torno a 1474 en Cuauhtitlán, que pertenece al reino de Texcoco; y su muerte tuvo lugar en 1548, poco después del Arzobispo de Méjico, fray Juan de Zumárraga.Fue beatificado en la Basílica de Guadalupe de la ciudad de Méjico el 6 de mayo de 1990 por el Papa Juan Pablo II.

Juan Diego era un hombre bautizado poco antes de los primeros misioneros franciscanos, perteneciente a la etnia indígena de los chichimecas de Texococo. Era descrito por sus vecinos como un indio bueno y cristiano y un varón santo.


EL TEMPLO

La moderna Basílica de Tepeyac conserva y venera en su interior el cuadro con la imagen de la Virgen de Guadalupe y se consagró el 12 de octubre de 1976.La Antigua Basílica de Santa María de Guadalupe (El templo expiatorio de Cristo Rey) se encuentra al lado de la anterior y fue consagrado el 1 de mayo de 1709.

El arquitecto Pedro de Arrieta colocó en cada una de las puertas un relieve con una de las apariciones a Juan Diego y las imágenes de apóstoles y profetas. Las cuatro torres, la cúpula y el arco poligonal sobre la puerta principal, se colocaron para poder relacionarlo simbólicamente con el Templo de Salomón en Jerusalén. Debido a las condiciones del subsuelo que es fangoso, se ha producido un hundimiento desigual.

La Capilla del Cerrito: La tradición guadalupana nos transmite que en la punta del cerro del Tepeyac fue donde Juan Diego tomó las rosas para mostrarlas al obispo Zumárraga, como prueba de las apariciones de la Siempre Santa María de Virgen de Guadalupe. Sin embargo, no se levantó una capilla en este lugar sino hasta 1666, cuando un panadero y su mujer: Cristóbal de Aguirre y Teresa Pelegrina, pagaron la construcción de una iglesia pequeña.


ORACIONES

Oración a Nuestra Señora de Guadalupe
Patrona de México y Emperatriz de las Américas
“Madre Santísima de Guadalupe. Madre de Jesús,
condúcenos hacia tu Divino Hijo por el camino del Evangelio,
para que nuestra vida sea el cumplimiento generoso de la voluntad de Dios
Condúcenos a Jesús,

que se nos manifiesta y se nos da en la Palabra revelada
y en el Pan de la Eucaristía
Danos una fe firme,
una esperanza sobrenatural
una caridad ardiente
y una fidelidad viva
a nuestra vocación de bautizados.
ayúdanos a ser agradecidos a Dios,
exigentes con nosotros mismos y llenos de amor
para con nuestros hermanos.
Amén”Oración a la Virgen de Guadalupe

¡Oh Virgen Inmaculada,

Madre del verdadero Dios y Madre de la Iglesia!
Tú, que desde este lugar manifiestas
tu clemencia y tu compasión
a todos los que solicitan tu amparo;
escucha la oración que con filial confianza te dirigimos,
y preséntala ante tu Hijo Jesús, único Redentor nuestro.
Madre de misericordia, Maestra del sacrificio escondido y silencioso,
a Ti, que sales al encuentro de nosotros, los pecadores,
te consagramos también nuestra vida, nuestros trabajos,
nuestras alegrías, nuestras enfermedades y nuestros dolores.
Da la paz, la justicia y la prosperidad a nuestros pueblos;
ya que todo lo que tenemos y somos lo ponemos bajo tu cuidado,
Señora y Madre nuestra.
Queremos ser totalmente tuyos y recorrer contigo el camino
De una plena fidelidad a Jesucristo a su Iglesia:
No nos sueltes de tu mano amorosa.
Virgen de Guadalupe, Madre de las Américas, te pedimos por todos
Los Obispos, para que conduzcan a los fieles por senderos
de intensa vida cristiana, de amor y de humilde servicio a Dios y a las almas.
Contempla esta inmensa mies, e intercede para que el Señor infunda hambre de santidad en todo el Pueblo de Dios,
y otorgue abundantes vocaciones de sacerdotes y religiosos, fuertes en la fe y celosos dispensadores de los misterios de Dios.
Concede a nuestros hogaresla gracia de amar y de respetar la vida que comienza
con el mismo amor con el que concebiste en tu senola vida del Hijo de Dios.
Virgen Santa María, Madre del Amor Hermoso, protege a nuestras familias,
para que estén muy unidas, y bendice a la educación de nuestros hijos.
Esperanza nuestra, míranos con compasión,
Enséñanos a ir continuamente a Jesús y, si caemos, ayúdanos
a levantarnos, a volver a Él, mediante la confesión de nuestra culpas
y pecados en el sacramento de la Penitencia,
que trae sosiego al alma.Te suplicamos que nos concedas un amor muy grande a todos los santos sacramentos,
Que son como las huellas que tu Hijo nos dejó en la tierra.
Así, Madre Santísima, con la paz de Dios en la conciencia,
Con nuestros corazones libres de mal y de odios,
Podremos llevar a todos la verdadera alegría y la verdadera paz,
que vienen de tu Hijo, nuestro Señor Jesucristo,
que con Dios Padre y con el Espíritu Santo,

vive y reina por los siglos de los siglos.
Amén
México, enero de 1979. Juan Pablo IIOración a Juan Diego

Juan Diego gracias por el mensaje evangelizador que con humildad nos has entregado, gracias a ti sabemos que la Virgen Santísima de Guadalupe es la Madre del verdadero Dios por quien se vive, y es la portadora de Jesucristo que nos da su Espíritu que vivifica a nuestra Iglesia.

Gracias a ti sabemos que Santa María de Guadalupe es también nuestra Madre amorosa y compasiva, que escucha nuestro llanto, nuestra tristeza; porque Ella remedia y cura nuestras penas, nuestras miserias y dolores. Gracias al obediente cumplimiento de tu misión sabemos que Santa María de Guadalupe nos ha colocado en su corazón, que estamos bajo su sombra y resguardo, que es la fuente de nuestra alegría, que estamos en el hueco de su manto, en el cruce de sus brazos.
Gracias Juan Diego por este mensaje que nos fortifica en la Paz, en la Unidad y en el Amor. AMÉN


BIBLIOGRAFÍA

Título: Beato Juan Diego Cuauhtlatoatzin
Autor: libro biográfico del postulador de la causa de Canonización , P. Dr. Eduardo Chávez.Título: El encuentro de la Virgen de Guadalupe y Juan Diego.
Autores: Eduardo Chávez Sánchez y José Luís Guerrero Rosado.
Editorial Porrúa, México 1999,

Título: La Virgen de Guadalupe
Editorial Apostolado Mariano

Título: Beato Diego de Guadalupe
Editorial Apostolado Mariano


ÁREA MULTIMEDIA

VIDEOS

http://www.sancta.org/videos_s.html

(en espera de confirmación para link videos)