Localización

Fotos

NUESTRA SEÑORA DEL BUEN AUXILIO

United States – 09/10/1859


NUESTRA SEÑORA DEL BUEN AUXILIO

(también llamada: de Champion, de Green Bay, de Wisconsin o de Robisonville)

9 y 15 de octubre de 1859


ADVOCACIÓN

Nuestra Señora del Buen Auxilio (Our Lady of Good Help)


LUGAR

Shrine of Our Lady of Good Help
4047 Chapel Drive
New Franken, WI 54229
Teléfono: 920-866-2571
Email: chapel000@centurytel.net


FECHA

9 y 15 de octubre de 1859


RECONOCIMIENTO ECLESIÁSTICO

Grado de aprobación eclesiástica: Máximo

Aprobación formal y oficial del obispo David L. Ricken, de la diócesis de Green Bay, del 8 de diciembre de 2010, tras una investigaciónd e dos años encargada a 3 expertos marianólogos. El decreto concluye así: “Declaro con certeza moral, y de acuerdo con las normas de la Iglesia, que los eventos, apariciones y locuciones dadas a Adele Brise en octubre de 1859, exhiben una sustancia de carácter sobrenatural. Y yo, por la presente, apruebo estas apariciones como dignas de fe (aunque no obligatoria) por los fieles cristianos”. El PDF del decreto en inglés con sellos y firmas está aquí:
http://shrineofourladyofgoodhelp.com/shrineofourladyofgoodhelp-content/uploads/2014/07/decree_Shrine-of-Our-Lady-of-Good-Help-SIGNED.pdf

“Nadie puede probar lo sobrenatural” recuerda la declaración. “La Iglesia juzga las apariciones en base a su consistencia con la sagrada Escritura, la sagrada Tradición y las enseñanzas de la Iglesia, beneficios espirituales en las vidas de las personas, y si hay algo en la vida del vidente que desmiente la credibilidad del relato”.


LA VIDENTE

Adele Brise (1831-1896), campesina e inmigrante belga en EEUU, que tenía 28 años cuando vio a la Virgen


EFEMÉRIDES

9 de octubre, aniversario de la primera visión de Adele Brise


FUENTES

www.shrineofourladyofgoodhelp.com
www.miraclehunter.com
www.catholicnewsagency.com/news/wisconsin-chapel-approved-as-first-us-marian-apparition-site/


LA HISTORIA

Adele Brise, con 29 años, emigrante belga en EEUU desde 5 años antes, vio una dama vestida en un blanco brillante, con una corona de estrellas en la cabeza. Al cabo de unos minutos, la imagen desapareció dejando una nube blanca. Unos días después Adele acudía a misa con su hermana Isabel, recorriendo la misma ruta. Al llegar a unos árboles, volvió a ver la dama de blanco entre ellos. Pero siguió su camino, en la iglesia habló con el sacerdote, y él le dijo que si se trataba de un mensajero celestial volvería a verlo, y podría preguntarle quién era. Cuando Adele y su acompañante volvían a casa por el mismo camino, la dama de blanco volvió a aparecer y le dio el mensaje.

Fue a principios de octubre cuando Brise vio a la Virgen por primera vez: una señora vestida de blanco deslumbrante, con una banda amarilla alrededor de su cintura y una corona de estrellas en torno a su cabeza. Esa primera vez la visión desapareció lentamente después de unos momentos, sin hablar con Brise.

El siguiente domingo, 9 de octubre, Brise iba a Misa cuando la Señora volvió. Después de la Misa, Brise tuvo la oportunidad de preguntar a su confesor sobre las apariciones, y fue entonces cuando el cura le dijo que si era un mensajero del cielo, volvería a verlo. Le animó a preguntarle en el nombre de Dios quien era y qué quería de ella.

En el camino de vuelta a casa, Nuestra Señora volvió a aparecerse y Brise hizo como su confesor le había recomendado.

“Soy la Reina del Cielo que reza por la conversión de los pecadores, y deseo que tu hagas lo mismo”, respondió la Señora a la pregunta de Brise. “Recibiste la Santa Comunión esta mañana y eso está bien. Pero debes hacer más. Haz una confesión general y ofrece la Comunión por la conversión de los pecadores. Si no se convierten y hacen penitencia, mi Hijo se verá obligado a castigarles”.

Una de las mujeres que estaban con Brise le preguntaron con quién hablaba y por qué ellas no podían ver a nadie.

“Arrodillaos”, dijo Brise, “la Señora dice que es la Reina del Cielo”. Ante eso, la Señora miró amablemente a las compañeras de Brise y dijo: “Bienaventurados los que creen sin ver”.

La Señora prosiguió: “¿Qué haces aquí ociosa mientras tus compañeras trabajan en la viña de mi Hijo?”

“¿Qué más puedo hacer, querida Señora?” preguntó Brise.

“Reúne a los niños de este salvaje país y enséñales lo que deberían saber para salvarse”.

“¿Pero cómo les enseñaré lo que yo misma conozco tan poco?” replicó Brise.

“Enséñales su catecismo, cómo signarse con el signo de la cruz, y cómo acercarse a los sacramentos; esto es lo que deseo que hagas”, dijo la Señora. “Ve y no temas nada. Yo te ayudaré”.


EL MENSAJE

Las apariciones que tuvieron lugar en el pueblo de Champion (Wisconsin) en 1859, un año después de los sucesos de Lourdes, son peculiares por su mensaje a la vidente. No pidió que se construyera una iglesia ni llamó a la conversión, sino que pidió a la joven Adele Brise: «reúne a los niños de este país salvaje y enséñales lo que deben saber para la salvación». Y más concreto aún: «enséñales con sus catecismos, cómo hacer la señal de la Cruz y cómo acercarse a los sacramentos; eso es lo que deseo que hagas. Vete y no tengas miedo, yo te ayudaré».

En las apariciones Adele contempló a una mujer en vestiduras brillantes. En su tercer encuentro, la Virgen María se identificó como “la Reina del Cielo que reza por la conversión de los pecadores”. La Virgen confió a Adele la misión de “reunir a los niños de este país salvaje y enseñarles el Catecismo, lo que tienen que hacer para la salvación. Ve y no temas nada. Te ayudaré”.

En opinión del P. John Doefler, Rector del Santuario de Our Lady of Good Help, estas apariciones podrían estar vinculadas a las de la Virgen de Lourdes en 1858. “En Lourdes, María se identifica como la Inmaculada Concepción. Aquí lo hace como la Reina del Cielo. Entre ambas, se engloban todos los misterios marianos: desde el comienzo de su vida hasta la asunción y la coronación en el Cielo”.


LA VIDENTE

Adele Brise llegó a Estados Unidos en 1855 con sus padres y sus tres hermanos. Ella tenía 24 años. En Bélgica había querido ser religiosa, pero la pobreza e inmigración lo habían impedido. Se establecieron en Wisconsin, una zona boscosa a la que llegaban muchos pioneros belgas para las áreas rurales, pero casi sin atención religiosa: durante mucho tiempo hubo un solo cura para medio estado.

Tras las apariciones en 1859, Adele recorrió casas y caminos predicando su mensaje a los emigrantes francohablantes y animando a los niños a conocer el catecismo.En 1865, el capellán de la colonia belga, convencido por sus palabras, le animó a crear una escuela. Un puñado de mujeres se le unieron y abrieron un colegio gratuito para niños pobres de emigrantes. Adele enseñaba el catecismo, y otras compañeras diversas materias. Formaron una comunidad de terciarias franciscanas, con hábito, pero sin ingresar plenamente en la vida religiosa. La comunidad no llegó a consolidarse tras la muerte de Adele, pero sí la devoción de los lugareños por el santuario.

El obispo David L. Ricken explicó a Aciprensa que la vida de Adele es uno de los testimonios más convincentes de la validez de las apariciones. En vez de atraer la atención de los demás hacia ella, se dedicó humildemente a cumplir la misión encomendada. El Prelado afirmó que Adele “recorrió toda esta área y visitó las casas que los estaban más lejos” resaltando su espíritu de humildad y simplicidad. “La mayor cantidad de las veces caminó, y podía pasar varios días con los niños enseñándoles el catecismo y conversando con sus padres sobre su fe”. “Realmente tenía un espíritu evangelizador… y lo demostró, no solo con su mensaje, sino con toda su vida”, dijo el Obispo. Mons. Ricken también se refirió a las “incontables historias de oraciones respondidas” que incluyen relatos “de los que muchos llaman milagros”. Este Obispo indica que ha escuchado “historia tras historia” sobre curas “increíbles” y conversiones.


EL TEMPLO

Tras las apariciones el padre de Adele construyó una pequeña capilla en el lugar de la aparición a la que acudían peregrinos. Después se construirían otros templos más elaborados, siempre en el mismo lugar.

El primer oratorio con leños se levantó en 1959. Una segunda capilla con vigas de madera ya se construyó en 1861. Entre 1865 y 1868 se construyeron junto a la capilla un pequeño convento y una escuelita. En 1871 se desencadenaron los llamados “gran fuego de Chicago”, “gran fuegod e Wisconsin” y “fuego de Peshtigo”: no afectaron a la capilla y sus ocupantes y se considera un milagro.

En 1880 se construyó una tercera capilla, de ladrillo. En 1896 Adele Brise murió en esa capilla. En 1941, en plena II Guerra Mundial, se empieza a construir una cuarta capilla en el mismo sitio. Se guardan siempre restos de los troncos de árbol donde se apareció la Virgen. En 1942, al inaugurar esta capilla, se usa ya el título de Our Lady of Good Help.


ORACIONES

Trascribimos una oración semi-oficial en inglés:

PRAYER TO OUR LADY OF GOOD HELP: Our Lady of Good Help, Mother of GOD, Mother of Jesus, and Mother of the Church, it is with confidence in Thy tender mercy that we place our petitions before Thee as intercessor to Thy Divine Son. Resting our hope confidently in Thy Immaculate Heart to obtain for us that which will give glory to Thine only-begotten Son, we thank Thee.

O Queen of Heaven, as Thou didst ask Sister Adele to teach the children the holy catechism, so also teach us how to make the Heart of Jesus reign and triumph in us and around us, as it has reigned and triumphed in Thee. Reign over us, dearest Queen, that we may be Thine in prosperity and in adversity, in joy and in sorrow, in health and in sickness, in life and in death. Amen.

En español: Nuestra Señora del Buen Aulixio, Madre Dios, Madre de Jesús y Madre de la Iglesia; es con confianza en vuestra tierna clemencia que colocamos nuestras peticiones ante vos como intercesora ante vuestro Divino Hijo. Descansando nuestra esperanza confiada en vuestro Inmaculado Corazón para obtener para nosotros aquello que dé gloria a vuestro hijo unigénito, os damos gracias.

Oh, Reina del Cielo, como vos pedisteis a la Hermana Adele enseñar a los niños el santo catecismo, así enseñadnos como hacer que el Corazón de Jesús reine y triunfe en nosotros y a nuestro alrededor, como ha triunfado y reinado en vos. Reinad sobre nosotros, queridísima Reina, para que podamos sed vuestros en la prosperidad y la adversidad, en el gozo y el dolor, en la salud y en la enfermedad, en la vida y en la muerte. Amén.

ÁREA MULTIMEDIA

LA WEB OFICIAL del santuario (inglés):
http://shrineofourladyofgoodhelp.com

La noticia de la aprobación en la cadena Fox en 2010 (inglés):
http://youtu.be/S-kQfZMK9n8

El obispo de Green Bay lee en 2010 el decreto de aprobación solemnemente (inglés):
http://youtu.be/8BPB7VlCleE

Reportaje de 2010 explicando la historia de las apariciones (inglés):
http://youtu.be/EGtyzzXxtH0

Trailer en vídeo del santuario (de 2009-2010, en inglés)
http://youtu.be/Rym_Rb_lsvY