jueves, 29 de octubre de 2020

Localización

Fotos

NUESTRA SEÑORA DE ZEITUM

Egypt – 02/04/1968

ADVOCACIÓN

Madre de la Luz o Nuestra Señora de Zeitum.

LUGAR

Zeitum, El Cairo, Egipto.

FECHA

Desde el día 2 de abril de 1968 hasta 1970.

RECONOCIMIENTO ECLESIÁSTICO

Grado de aprobación eclesiástica: Intermedio.

El Patriarca copto-ortodoxo Cirilo VI, convocó un comité de expertos para investigar los fenómenos sobrenaturales y el sábado 4 de mayo de 1968, la Iglesia Copta Ortodoxa emitió un comunicado oficial declarando lo sucedido en Zeitum como hechos verdaderos.
También fueron aprobados por el Cardenal Stephanos I, entonces Patriarca de la Iglesia Copta-católica.LOS VIDENTES
Millones de personas.


EFEMÉRIDES

Día 2 de Abril.

FUENTES

http://www.zeitun-eg.org/

LA HISTORIA

Durante más de un año, y comenzando la tarde noche del día martes 2 de abril de 1968, la Virgen María se hizo presente bajo diferentes formas encima del techo de la Iglesia copta-ortodoxa, de Zeitum, a las afueras del Cairo, por la carretera de Matarieh, donde la Sagrada Familia se estableció durante su estancia en Egipto.El párroco de entonces era el Reverendo Padre Constantine Moussa.Las visiones marianas duraban pocos minutos o varias horas y a veces, acompañadas por figuras de palomas y/o cuerpos humanos, todos ellos muy luminosos y moviéndose a gran velocidad. Las visiones descritas fueron observadas por millones de egipcios y extranjeros, ortodoxos, católicos, protestantes, musulmanes, judíos y no creyentes de muy variado origen y condición social.

Los coptos (copto: vocablo árabe traducido del griego “aigyptios”, es decir, egipcio), son la minoría cristiana de Egipto, pertenecientes a la antigua Iglesia de Alejandría fundada por el Apóstol San Marcos, que durante el siglo V rechazó las conclusiones dogmáticas del Concilio de Calcedonia (año 451), separándose así de la Iglesia Católica, para adoptar la doctrina herética del monofisismo, que defendía una única naturaleza en Cristo.

Desde entonces coexisten en Egipto dos patriarcados: el católico o calcedoniano y el copto-ortodoxo.

El acierto de los monofisitas se basó en la capacidad de movilizar el sentimiento nacional en una gran masa del pueblo, a través de un influyente colectivo de monjes.

Pero a partir del siglo VII la conquista árabe, supuso el comienzo de la persecución de los cristianos que duró hasta el siglo XIII, siendo la más devastadora la protagonizada por el “Nerón egipcio”, el califa fatimita Al- Hakim (966-1020) que destruyó más de 30.000 iglesias en Egipto, Palestina y Siria, entre ellas el Santo Sepulcro de Jerusalén.

Tales agresiones unidas, a la dura presión fiscal, ocasionaron la conversión en masa de la población cristiana al Islam. Signo de la decadencia de las autoridades cristianas fue el traspaso de la sede patriarcal de Alejandría al Cairo, centro del poder político, bajo el patriarcado de Cristódulo (1046-1077), así como la adaptación de las costumbres coptas al islam (separación hombres y mujeres en las iglesias, descalzarse antes de entrar en los lugares e culto…etc). Los últimos destellos de literatura cristiana aparecen en el siglo XIII, síntoma de la decadencia del cristianismo en Egipto.

Hasta el siglo XIX no se encuentra una sola obra cristiana de importancia en Egipto. Los coptos habían perdido su lengua y su cultura. Bajo la dominación mameluca (1254-1517) y después de la turco-otomana (1517-1811) el cristianismo copto se refugió en el ámbito rural y en el desierto. Su marginación fue lo que les permitió sobrevivir.

A principios del siglo XIX, la iglesia copta comenzó a salir de su aislamiento y letargo aprovechando las leyes liberales de Muhammad Ali, que abrió Egipto a Occidente.

Fue tiempo de misión para católicos, protestantes, en los que se abrieron colegios, hospitales e imprentas. Este dinamismo hizo que los coptos comenzaran a movilizarse abriendo una red de escuelas dominicales, para la enseñanza del catecismo y editando libros de literatura sagrada.

Se abrió el primer seminario copto-ortodoxo en 1893, formando una nueva generación de monjes con espíritu renovador.

El monacato copto constituye como entonces la espina dorsal de su Iglesia. Es de estructura patriarcal y su máxima autoridad tiene el título de “Su Santidad Papa de Alejandría y de todo Egipto, de Nubia, Etiopía y de la Pentápolis y Patriarca de todo el país evangelizado por San Marcos”, y en la actualidad ostenta esta distinción Stenuda III.

La Iglesia copta-católica, nace de los intentos reconciliadores del Concilio de Florencia (1442) de superar la ruptura del siglo V. Pero no encontraron eco en las autoridades coptas y Roma decidió seguir una política de fomentar las conversiones individuales de la ortodoxia al catolicismo, por medio de misioneros franciscanos y jesuitas. Así lograron formar pequeñas comunidades copto-católicas. Y se nombró el primer Vicario Apostólico en la persona de Anba Atanasios, obispo copto de Jerusalén, que ordenó varios sacerdotes coptos-católicos. Pero tres años después Roma nombraba un prefecto copto-católico, duplicándose las estructuras y los consiguientes problemas para los fieles.

A finales del siglo XIX, el Papa León XIII alentó una política activa de conversiones al catolicismo. Se abrió el primer seminario copto-católico dirigido por los jesuitas, además de la creación de un patriarcado copto-católico y tres diócesis en Egipto. Pero quedaba pendiente la rivalidad entre la Prefectura franciscana y el Vicariato Apostólico, que terminó en 1893 cuando los franciscanos cedieron al clero copto-católico las 10 parroquias coptas, de rito latino.

En 1908 el Patriarca copto-católico, Cirilo Macarios, presentó su dimisión y la sede quedó vacante durante 39 años, en detrimento del desarrollo de la Iglesia.

En 1947, el Papa Pío XII restableció la dignidad patriarcal en Marcos II. Su sucesor, Stephanos I Sidaros, elegido en 1958, fue elevado en 1965 a la dignidad cardenalicia con vistas a promover la joven Iglesia copto-católica.

Hoy día la Iglesia copto-católica, al igual que la copto-ortodoxa, es de estructura patriarcal. Actualmente el Patriarca es Stepanos II Gattas, elegido en 1986. Gobierna con un sínodo de 6 obispos y cuenta con 6 diócesis en todo Egipto. Los obispos son elegidos por el sínodo y confirmados por la Santa Sede.

Desde 1959 existe una congregación religiosa de rito copto-católico, los Hermanos de la Predicación de San Marcos, cuya regla está inspirada en la dominica. Desde 1912 existe una congregación femenina, Las Religiosas del Sagrado Corazón.
EL MENSAJE

No hay mensaje oral pero se ha podido constatar con materia fotográfico y audiovisual de la Televisión egipcia y de aficionados, de muy diversa procedencia, las imágenes de la Virgen María y las figuras de palomas alrededor. Las imágenes más conocidas son la que tomó el periodista Wagih Rizk.

También han sido numerosos los testimonios de personas que vieron un humo violeta, que se elevaba desde la Iglesia durante la presencia de una mujer envuelta en un brillante globo de luz.

LOS VIDENTES


Millones de personas de diferentes nacionalidades
y credos y no creyentes han sido testigos de los fenómenos sobrenaturales ocurridos desde 1968 hasta 1970, en la Iglesia “Nuestra Señora de Zeitum”, provocando entre ellos numerosas curaciones y conversiones.

Religiosas del Sagrado Corazón fueron también testigos de las visiones marianas y enviaron un informe detallado al Vaticano

El 28 de abril de 1968, un enviado especial del Vaticano, fue testigo de los fenómenos místicos extraordinarios y envió el correspondiente informe al Papa Pablo VI.

MILAGROS

Se han registrado miles de curaciones físicas, corroboradas por los pertinentes informes médicos.

Es de destacar el ambiente de unidad y de paz que se vivió en la zona desde la presencia elocuente de la Santísima Virgen.

EL TEMPLO

La Iglesia copta ortodoxa de la Virgen María está localizada en la calle Tumanbay, en el distrito de Zeitoun, en el camino a El-Matarya, Cairo, que coincide con el sendero que la tradición cristiana describe como el escogido por la Sagrada Familia durante su estancia en Egipto.


ORACIONES

Ave María, Dulce Madre de Dios.
Con Dolor y mucho Amor,
nos has dado a tu hijo Jesucristo
mientras estaba colgado en la cruz.Nosotros, débiles criaturas, nos anclamos a ti,
Para ser dignos de este gran Amor y Dolor
Ayúdanos a ser humildes y sencillos.Ayúdanos a amar a todos los hombres.
Que nos ayuden a vivir en la gracia
Y estar siempre dispuestos a dar la
Bienvenida a tu Hijo Jesucristo
En nuestro corazón.
Oh María, Madre de Nuestro Señor Jesucristo,
No seremos nunca capaces
Por nosotros mismos
De comprender el Amor
De Jesús
Amen


BIBLIOGRAFÍA

Título: Apariciones actuales de la Virgen María.
Autor: René Laurentin.
Editorial: Ediciones Rialp Página 115.