Localización

Video

Fotos

NUESTRA SEÑORA DE FÁTIMA

Portugal – 13/05/1917

ADVOCACIÓN

Nuestra Señora de Fátima.


LUGAR

Santuario de Nossa Señora de Fátima, apartado 31, 2496-908, Fátima, Portugal.

FECHA

En el año 1917.


RECONOCIMIENTO ECLESIÁSTICO

Grado de aprobación eclesiástico: Máximo.
Aprobada con liturgia, y numerosas visitas papales a su santuario.


LOS VIDENTES

Francisco y Jacinta Marto, de 9 y 7 años.
Lucía de Jesús dos Santos, Sor Lucía; fallecida a los 95 años en 2005.

EFEMÉRIDES

Día 13 de mayo: Nuestra Señora de Fátima.
Día 21 de febrero: Beatos Francisco y Jacinta Marto.

FUENTES

http://www.santuario-fatima.pt/portal/
http://www.jf.fatima.pt/


LA HISTORIA

Entre el día 13 de mayo y el 13 de octubre de 1917, La Virgen se apareció en Cova de Iría, a tres niños pastores, Francisco, Jacinta y Lucía. A partir de esta experiencia sobrenatural, los tres se vieron cada vez más inflados por el Amor de Dios y de la Santísima Virgen, teniendo una sola aspiración en su vida terrenal: consolar a Cristo a través de la oración y el sacrificio por la salvación de las almas.

Los niños no se limitaron a ser mensajeros de los secretos de la Virgen de Fátima, sino que dedicaron todas sus fuerzas para que sus vidas fueran un auténtico anuncio de la Eternidad con Dios, siempre y cuando sus obras en vida lo merecieran. Durante las apariciones fueron objeto de burlas, calumnias y hasta tuvieron que soportar la prisión. Se mantuvieron firmes en su fe y en su misión.

Europa vivía sus peores momentos con la Gran Guerra y Lenin preparaba la revolución que cambiaría la fisonomía de casi la mitad de los habitantes del planeta: el comunismo. En este contexto mundial, apareció la Virgen de Fátima con su angustiosa súplica de realizar penitencia y oración por la salvación de la Humanidad.

Depositó tres secretos que se han ido revelando con el consentimiento expreso de los Sumos Pontífices.

Los pastorcitos pudieron ver el infierno y el sufrimiento real del Cristo y la Virgen por las almas que allí perecerían; pero pudieron contemplar el Amor misericordioso de los Sagrados e Inmaculados Corazones de Jesús y de María y su poder real sobre el mal en el mundo. También tuvieron la gracia especial de comprender la trascendencia de la vida humana, del sentido de la muerte y de la eternidad, así como darse cuenta en sus mentes infantiles que el Hombre puede salvarse si utiliza bien su libertad.


LOS MENSAJES

Fátima es sin duda la más profética de las apariciones modernas. La primera y la segunda parte del “secreto” se refieren sobre todo a la aterradora visión del infierno, la devoción al Corazón Inmaculado de María, la segunda guerra mundial y la previsión de los daños ingentes que Rusia, en su defección de la fe cristiana y en la adhesión al totalitarismo comunista, provocaría a la humanidad.

Presentamos un síntesis de los diversos mensajes:

“No tengáis miedo, No os haré daño, Soy del Cielo, Rezar el rosario. Tendréis que sufrir mucho por la conversión de los pecadores, pero la gracia de Dios os fortalecerá”.

“A Jacinta y a Francisco los llevaré al Cielo en breve, tú Lucía te quedarás algún tiempo más. Jesús quiere servirse de ti para darme a conocer y amar. Quiere establecer en el mundo la devoción a mi Inmaculado Corazón”.

“A quien le abrazare, prometo la salvación y serán queridas las almas por Dios como flores puestas por mi para adornar su Trono. Quiero que vengáis aquí el día 13 de cada mes que viene y continuéis rezando el Rosario todos los días con el fin de obtenerla paz del mundo y el final de la guerra, porque solo Nuestra Señora del Rosario puede conseguirlo”.

Sacrificaos por los pecadores y rezar por ellos. Por fin mi Inmaculado Corazón triunfará. El Santo Padre me consagrará a Rusia que se convertirá y será concedida la paz por algún tiempo”.

“En Portugal el dogma de la fe se conservará siempre. En Octubre haré un milagro para que la gente crea. Que hagan una capilla aquí en honor mío, que soy la Señora del Rosario. Que no se ofenda más a Dios que ya está muy ofendido”.

“Tú Lucía al menos procura consolarme a mí y di a todos que recen el Rosario, se confiesen y reciban la Sagrada Comunión, y me hagan compañía durante 15 minutos meditando los misterios, con el fin de desagraviarme y les prometo que les asistiré en la hora de su muerte con las gracias necesarias para su salvación. Todo esto durante cinco meses, el primer sábado”.

La Virgen de Fátima nos recuerda con urgencia la necesidad de tomar nuestra vida cristiana en serio, de los peligros inminentes que amenazan a la gran familia humana, sus causas y cómo poder salvarnos.

A través de las apariciones a los niños y a Sor Lucía, más tarde, ya adulta, nos exhorta a la oración, especialmente el Rosario y su meditación, y a la penitencia, a orar incesantemente por el Santo Padre y sus intenciones, a realizar sacrificios y mortificaciones para salvar almas del infierno.

En resumen podemos dividir en tres secretos el misterio de Fátima:

1) El primer misterios es una visión del infierno.
2) El segundo misterio comprende indicaciones de la Virgen María para salvar almas del infierno y re-cristianizar la humanidad.

3) El tercer misterio se refiere a los peligros que acechan a la fe y a la vida cristiana dentro y fuera de la Iglesia Católica.


LOS VIDENTES

En Ajustrel, pequeño pueblo situado cerca de Fátima, Portugal, nacieron los pastorcitos que vieron a la Virgen María: Francisco y María, hijos de Manuel Pedro Marto y de Olimpia de Jesús Marto. También nació allí Lucía, que era prima de ellos.

Desde muy pequeños, Jacinta y Francisco aprendieron a cuidarse de malas compañías y les gustaba jugar con su prima Lucía, quién les hablaba de Jesucristo. Los tres pasaban los días jugando, rezando y cuidando las ovejas.

Francisco era un muchacho dócil, sincero, justo, obediente y diligente. Antes de la primera aparición de la Virgen, tuvieron la gracia especial de que un Ángel se les apareciera tres veces. “Consolad a vuestro Dios”, estas palabras angelicales dejaron una profunda huella en el corazón de Francisco. Enfermó y después de cinco largos meses de sufrimiento, se confesó y recibió la Primera Comunión, muriendo en paz el día 4 de abril de 1917, a los once años de edad.

Jacinta era alegre y de viva inteligencia. Vivía apasionada por salvar almas del infierno, a fin de arrebatarlos de aquél horrible lugar, cuya pavorosa visión tanto la impresionó. Murió el 20 de febrero de 1920.

Lucía continuó yendo a la escuela después de las apariciones, sufrió mucho con la muerte de sus primos, pero se mantuvo firme en la misión de dar a conocer el Inmaculado Corazón de María y de su poder de salvación. Posteriormente se hizo religiosa carmelita y la Virgen se la apareció tres veces más: en España el día 10 de diciembre de 1925, el 15 de febrero de 1926 y en la noche del 13-14 de junio de 1929, en el Convento de Tuy, pidiendo la devoción de los cinco primeros sábados con las condiciones siguientes: rezar el rosario meditando los misterios, confesar y comulgar en reparación de los pecados cometidos contra el Inmaculado Corazón de María y la Consagración de Rusia al mismo Inmaculado Corazón.
Murió en Coimbra en el año 2005, a los 97 años de edad.

El Papa Juan Pablo II consagró al Inmaculado Corazón de María, a toda la familia humana y a todas las naciones, en la Plaza de San Pedro el 25 de marzo de 1984

El 13 de mayo de 2000 el Santo Padre Juan Pablo II declaró beatos a Francisco y Jacinta en su visita a Fátima, siendo los primeros niños no mártires en ser beatificados. El lema de la beatificación fue:

“Contemplar como Francisco y Amar como Jacinta”

MILAGROS

La Virgen de Fátima obró un milagro el 13 de octubre de 1917 durante su última aparición a los tres pastores y presenciado por millares de personas, alrededor de 70.000, entre ellos periodistas y “librepensadores” de la época:

el sol comenzó a danzar en el cielo dando la impresión de que caería sobre la Tierra.

El periodista Avelino de Almeida del diario “O seculo” repitió reiteradamente su experiencia con las siguientes palabras: “yo lo he visto”.

Después de este milagro no se registró otro fenómeno de tal naturaleza.


Milagro en Austria

Con la anexión de Austria a la Alemania nazi en marzo de 1938, los destinos de los dos países quedaron íntimamente unidos. Las devastaciones causadas por los ejércitos alemanes, a los cuales se incorporaron los contingentes austriacos, durante la Segunda Guerra Mundial, fueron imputadas naturalmente a ambas naciones.

Al fin de la Guerra, los Aliados decidieron mantener la existencia política de Austria, aunque sujetándola a un período no definido de ocupación. Su territorio fue dividido en cuatro partes, que fueron entregadas respectivamente a los aliados: Francia, Estados Unidos, Inglaterra y la Unión Soviética. La parte soviética cubría la llamada baja Austria, la más rica del país, por los pozos de petróleo, la agricultura y sus industrias; en ella estaba localizada la ciudad de Viena.

Una Cruzada Reparadora del Santo Rosario, impulsada por el sacerdote capuchino Petrus Pavlicek, en el santuario mariano de Mariazell en 1946, con una imagen peregrina de Nuestra Señora de Fátima obtuvo un auténtico milagro en mayo de 1955: la evacuación de las tropas rusas del territorio austriaco mediante el tratado que reconoció la independencia de Austria.

La Virgen de Fátima y el Papa Juan Pablo II

Los días 12 y 13 de mayo de 1982, S. S. Juan Pablo II viajó a Fátima como peregrino para agradecer a la Virgen María el haber salido vivo del atentado sufrido exactamente un año antes en la Plaza de San Pedro, y consagra la Iglesia, los hombres y los pueblos y especialmente a Rusia, a su Inmaculado Corazón.

El 25 de marzo de 1984 consagra una vez más el mundo al Inmaculado Corazón de María, en unión con todos los obispos del mundo previamente convocados en la Plaza de San Pedro y delante de la imagen de la Virgen de Fátima.

El día 13 de mayo Juan Pablo II visita por tercera vez Fátima y beatifica a Francisco y Jacinta, revelando la tercera parte del secreto.


EL TEMPLO

Se hizo una primera capilla en el lugar de las apariciones, en Cova de Iría. Ella es el verdadero corazón del Santuario. Fue el primer edificio construido en Cova de Iria, y precisamente en el lugar de las apariciones de Nuestra Señora.

El local está marcado par la columna de mármol sobre la cual está colocada la Imagen de la Virgen. Convergen por aquí los más de cuatro millones de peregrinos que visitan anualmente este Santuario.

La construcción de la capilla fue como respuesta a la petición de Nuestra Señora: “Quiero que hagan aquí una capilla en mi honor”. Fue construida en el local de las apariciones en 1919, del 28 de abril al 15 de junio.
La primera Misa allí fue celebrada el día 13 de octubre de 1921.

Siendo dinamitada el 6 de marzo de 1922, fue reconstruida en ese mismo año.

En 1982 fue construido un vasto alpendre, inaugurándose con la visita del Papa Juan Pablo II el 12 de mayo de ese año. En 1988, Año Mariano, fue forrada con madera de pino, proveniente de Rusia, norte de Siberia. Fue escogida esta madera por su durabilidad y belleza.

La Capilla original, ahora sujeta a varias reparaciones por el transcurrir de los años, mantiene las líneas de una ermita popular

La Capilla de Adoración fue trasladada en 2007 para la Capilla del Santísimo Sacramento, en la Iglesia de la Santísima Trinidad.
A partir del Domingo de Pascua 2009, todos los días del año, la Capilla del Santísimo Sacramento, en la zona subterránea de la Iglesia de la Santísima Trinidad, en el Santuario de Nuestra Señora del Rosario de Fátima/Portugal, pasa a estar abierta ininterrumpidamente, o sea, las 24 horas del día, para la adoración a la Santísima Eucaristía.


ORACIONES VARIAS


ORACIONES DEL ÁNGEL

«Dios mío, yo creo, adoro, espero y Os amo.
Os pido perdón por los que no creen, no adoran, no esperan y no Os aman.»
«Santísima Trinidad, Padre, Hijo y Espíritu Santo, Os adoro profundamente y Os ofrezco el preciosísimo Cuerpo, Sangre, Alma y Divinidad de Jesucristo, presente en todos los sagrarios de la tierra, en reparación de los ultrajes, sacrilegios e indiferencias con que Él mismo es ofendido. Y por los méritos infinitos de su Santísimo Corazón y del Corazón Inmaculado de María, os pido la conversión de los pobres pecadores.»


ORACIONES DE NUESTRA SEÑORA

La Hermana Lucia cuenta en la 4.ª Memoria, que Nuestra Señora, en la aparición del 13 de julio de 1917, les recomendó:

«Sacrificaos por los pecadores, y decid muchas veces, en especial cuando hagáis algún sacrificio: Oh Jesús, es por vuestro amor, por la conversión de los pecadores y en reparación por los pecados cometidos contra el Inmaculado Corazón de María.».

En la misma aparición, Nuestra Señora volvió a insistir:

«Cuando recéis el rosario decid, al final de cada misterio: Oh Jesús mío, perdónanos, líbranos del fuego del infierno, lleva al Cielo a todas las almas, especialmente las más necesitadas”



ACTO DE CONSAGRACIÓN DEL PAPA JUAN PABLO II AL CORAZÓN INMACULDADO DE MARÍA

« Madre de los hombres y de los pueblos, Tú conoces todos sus sufrimientos y sus esperanzas, Tú sientes maternalmente todas las luchas entre el bien y el mal, entre la luz y las tinieblas que sacuden al mundo, acoge nuestro grito dirigido en el Espíritu Santo directamente a tu Corazón y abraza con el amor de la Madre y de la Esclava del Señor a los que más esperan este abrazo, y, al mismo tiempo, a aquellos cuya entrega Tú esperas de modo especial. Toma bajo tu protección materna a toda la familia humana a la que, con todo afecto a ti, Madre, confiamos. Que se acerque para todos el tiempo de la paz y de la libertad, el tiempo de la verdad, de la justicia y de la esperanza ».
« Y por eso, oh Madre de los hombres y de los pueblos, Tú que conoces todos sus sufrimientos y esperanzas, tú que sientes maternalmente todas las luchas entre el bien y el mal, entre la luz y las tinieblas que invaden el mundo contemporáneo, acoge nuestro grito que, movidos por el Espíritu Santo, elevamos directamente a tu corazón: abraza con amor de Madre y de Sierva del Señor a este mundo humano nuestro, que te confiamos y consagramos, llenos de inquietud por la suerte terrena y eterna de los hombres y de los pueblos.De modo especial confiamos y consagramos a aquellos hombres y aquellas naciones, que tienen necesidad particular de esta entrega y de esta consagración.
¡“Nos acogemos a tu protección, Santa Madre de Dios”!
¡No deseches las súplicas que te dirigimos en nuestras necesidades! ».
« He aquí que, encontrándonos hoy ante ti, Madre de Cristo, ante tu Corazón Inmaculado, deseamos, junto con toda la Iglesia, unirnos a la consagración que, por amor nuestro, tu Hijo hizo de sí mismo al Padre cuando dijo: “Yo por ellos me santifico, para que ellos sean santificados en la verdad” (Jn 17, 19).
Queremos unirnos a nuestro Redentor en esta consagración por el mundo y por los hombres, la cual, en su Corazón divino tiene el poder de conseguir el perdón y de procurar la reparación.
El poder de esta consagración dura por siempre, abarca a todos los hombres, pueblos y naciones, y supera todo el mal que el espíritu de las tinieblas es capaz de sembrar en el corazón del hombre y en su historia;
y que, de hecho, ha sembrado en nuestro tiempo.
¡Oh, cuán profundamente sentimos la necesidad de consagración para la humanidad y para el mundo: para nuestro mundo contemporáneo, en unión con Cristo mismo!
En efecto, la obra redentora de Cristo debe ser participada por el mundo a través de la Iglesia.
Lo manifiesta el presente Año de la Redención, el Jubileo extraordinario de toda la Iglesia.
En este Año Santo, bendita seas por encima de todas las creaturas,
tú, Sierva del Señor, que de la manera más plena obedeciste a la llamada divina.
Te saludamos a ti, que estás totalmente unida a la consagración redentora de tu Hijo.
Madre de la Iglesia: ilumina al Pueblo de Dios en los caminos de la fe, de la esperanza y de la caridad.
Ilumina especialmente a los pueblos de los que tú esperas nuestra consagración y nuestro ofrecimiento.
Ayúdanos a vivir en la verdad de la consagración de Cristo por toda la familia humana del mundo actual.
Al encomendarte, oh Madre, el mundo, todos los hombres y pueblos,
te confiamos también la misma consagración del mundo, poniéndola en tu corazón maternal.
¡Corazón Inmaculado! Ayúdanos a vencer la amenaza del mal, que tan fácilmente se arraiga en los corazones de los hombres de hoy y que con sus efectos inconmensurables pesa ya sobre la vida presente y da la impresión de cerrar el camino hacia el futuro.
¡Del hambre y de la guerra, líbranos!
¡De la guerra nuclear, de una autodestrucción incalculable y de todo tipo de guerra, líbranos!
¡De los pecados contra la vida del hombre desde su primer instante, líbranos!
¡Del odio y del envilecimiento de la dignidad de los hijos de Dios, líbranos!
¡De toda clase de injusticias en la vida social, nacional e internacional, líbranos!
¡De la facilidad de pisotear los mandamientos de Dios, líbranos!
¡De la tentativa de ofuscar en los corazones humanos la verdad misma de Dios, líbranos!
¡Del extravío de la conciencia del bien y del mal, líbranos!
¡De los pecados contra el Espíritu Santo, líbranos!, ¡líbranos!
Acoge, oh Madre de Cristo, este grito lleno de sufrimiento de todos los hombres. Lleno del sufrimiento de sociedades enteras.
Ayúdanos con el poder del Espíritu Santo a vencer todo pecado, el pecado del hombre y el « pecado del mundo »,
el pecado en todas sus manifestaciones.
Aparezca, una vez más, en la historia del mundo el infinito poder salvador de la Redención:
poder del Amor misericordioso.
Que éste detenga el mal. Que transforme las conciencias.
Que en tu Corazón Inmaculado se abra a todos la luz de la Esperanza».


BIBLIOGRAFÍA

Título: La Virgen de Fátima
Autor : Varios Autores
Editorial : Rialp
Resumen: Relato panorámico sobre las apariciones de la Virgen en Cova da Iria, los hechos y las personas relacionadas con el milagro y, sobre todo, el sentido de su mensaje. Es considerado el libro más completo sobre las apariciones de FátimaTítulo: Beata Jacinta de Fátima
Editorial: Apostolado MarianoTítulo: Beato Francisco de Fátima
Editorial: Apostolado Mariano

Título: Las maravillas de Fátima
Editorial: Apostolado Mariano

Título: Historia de los tres pastorcitos
Editorial: Edibesa

Enlace de la página de la Santa Sede con respecto al Tercer misterio
http://www.vatican.va/roman_curia/congregations/cfaith/documents/rc_con_cfaith_doc_20000626_message-fatima_sp.html

ÁREA MULTIMEDIA

VIDEOS
http://www.youtube.com/watch?v=vGFmXlt1C_Q (Aciprensa.com)
http://www.youtube.com/watch?v=EQe6XhVvHro (Sor Lucía de Jesús canta el Avemaría)