Localización

Fotos

NUESTRA SEÑORA DEL MONTE CARMELO

United Kingdom – 16/07/1251

ADVOCACIÓN

La Virgen Del Carmen o Nuestra Señora del Monte Carmelo.

LUGAR

(tres localizaciones)
Monte Carmelo, distrito de Haifa, Israel.
Cambridge, Inglaterra.
Monasterio Carmelita Ayslesford, Kent ME20 Bx, Inglaterra.

FECHA

Día 16 de julio de 1251.


RECONOCIMIENTO ECLESIÁSTICO

Grado de aprobación eclesiástica: Máximo.
El Papa Inocencio IV concede a los carmelitas el privilegio de ser incluidos entre las Órdenes mendicantes en el siglo XIII.
En 1562 el Carmelo teresiano o descalzo se aprueba con el beneplácito del Papa Pío IV.

EL VIDENTE

San Simón Stock.


EFEMÉRIDES

Día 16 de julio: Nuestra Señora del Carmen o del Monte Carmelo (M).
Día 15 de octubre: Teresa de Jesús (de Ávila), Religiosa, Fundadora, Doctora de la Iglesia (1582) (M)
Día 16 de mayo: San Simón Stock

FUENTES

www.thefriars.org.uk
www.carmelholyland.org
www.carmelnet.org

LA HISTORIA

El Monte Carmelo (que significa “jardín” en hebreo) es una montaña de Palestina, en el norte del actual estado de Israel. La ciudad de Haifa está parcialmente situada sobre el Monte Carmelo, como también otras pequeñas ciudades como Nesher, Tirat Karmel. Desde allí el profeta Elías (siglo VIII a.c) defendió la pureza de la fe en el Dios único y verdadero, frente a la contaminación de la idolatría y al paganismo que los sacerdotes de Baal habían llevado a su pueblo.Al Monte Carmelo acudió la sunamita para pedir al profeta Eliseo que resucitara a su hijo. Según la tradición, ambos profetas se fueron al Monte Carmelo con sus discípulos viviendo como eremitas en oración.

La Orden nace hacia finales del siglo XII y comienzos del siglo XIII, con un grupo de cruzados y peregrinos venidos de Europa quienes luego de entregar sus vidas en la reconquista de los Lugares Santos, abandonan los bienes y glorias terrenas y se instalan sobre el Monte Carmelo, junto a la fuente de Elías y en su dependencia espiritual.

Después de algunos años de vida común, sin vínculos oficiales, entre 1206 y 1214 piden a Avogrado, patriarca de Jerusalén una fórmula de vida en consonancia con el proyecto que ya vivían por inspiración del Espíritu Santo: trabajo, meditación de las Sagradas Escrituras, vida contemplativa.

Eligen a la Madre de Dios como Patrona y Titular de la Orden, tomando el nombre de: Hermanos de la Bienaventurada Virgen María del Monte Carmelo.

Los carmelitas se vieron obligados a abandonar el Monte Carmelo por la invasión sarracena. Antes de partir narra la tradición, que se les apareció la Virgen María mientras cantaban el Salve Regina, y les dio la promesa de ser Ella su Estrella del Mar.

EL MENSAJE

Según la tradición piadosa, la Virgen María apareció a Simón Stock en Cambridge, Inglaterra, el domingo, 16 de julio de 1251, como respuesta a sus súplicas de auxilio a su oprimida Orden. La Virgen se presentó portando un escapulario en la mano y dándoselo le dijo: “Toma, hijo querido, este escapulario; será como la divisa de mi confraternidad, y para ti y todos los carmelitas, un signo especial de gracia; quienquiera que muera portándolo, no sufrirá el fuego eterno. Es la muestra de la salvación, una salvaguardia en peligros, un compromiso de paz y de concordia”.

La Santísima Virgen se apareció al Papa Juan XXII en el siglo XIV y le prometió para quienes cumplieran los requisitos de esta devoción que “como Madre de Misericordia con mis ruegos, oraciones, méritos y protección especial, les ayudaré para que, libre cuanto antes sus penas, sean trasladadas sus almas a la bienaventuranza”.

EL VIDENTE

San Simón Stock fue un religioso inglés de la Orden del Carmelo, a quien según la tradición, le fue dado el escapulario por la Virgen del Carmen. Todo lo que se sabe es que en 1247 fue elegido como el sexto general de los carmelitas, como sucesor de Alan, en el capítulo llevado a cabo en Aylesford, Kent, Inglaterra. Desde 1951 el cráneo de san Simón se ha preservado como reliquia en el monasterio carmelita en Aylesford, la aldea en donde se cree nació.

San Simón Stock es uno de los personajes centrales de la historia de la Orden del Carmen. A él se debe el cambio estructural de la Orden abandonando el eremitismo originario y entrando a formar parte de las órdenes mendicantes o de apostolado. La tradición nos ha legado que él recibió de manos de María el santo escapulario del Carmen, tan difundido desde el siglo XVI entre el pueblo cristiano. Sin duda alguna, el hecho más recordado de la vida de este santo tiene que ver con la aparición de la Virgen a la que se atribuye la institución del escapulario del Carmen, que tendría a partir de entonces una extraordinaria difusión en el mundo católico.

El Carmelo Teresiano
El origen del Carmelo Teresiano o “descalzo” y el sentido de vocación en la Iglesia están estrechamente vinculados al proceso de la vida espiritual y al carisma de santa Teresa de Jesús y san Juan de la Cruz. Impulsada por el amor de Cristo, Santa Teresa se inscribe en la gran tradición viviente, que después de siglos atrae hacia el Monte Carmelo, para buscar a Dios en la soledad y el silencio.

Herida por las rupturas de la unidad de la Iglesia de su tiempo y por el descubrimiento de nuevos horizontes misioneros, renueva el Carmelo dándole una fuerte motivación apostólica.

El primer Carmelo fundado por Teresa fue San José de Ávila, el día de San Bartolomé, 24 de agosto de 1562.

Actualmente existen en el mundo más de 800 monasterios con aproximadamente 12.000 carmelitas descalzas.

Entre sus miembros están también Santa Teresa del Niño Jesús, y Santa Teresa Benedicta de la Cruz (Edith Stein)

EL TEMPLO

La Comunidad carmelita de Haifa vive en el monasterio situado en la cima del Monte Carmelo, que tiene 116 años de existencia, siendo fundado el 1 de enero de 1892 por ocho carmelitas de Francia.
También existen comunidades carmelitas en Jerusalén, Carmelo del “Pater Noster”, en Belén y Nazaret.


ORACIONES


ORACIÓN DE SAN SIMÓN STOCK

“Flor del Carmelo
Viña florida esplendor del cielo;
Virgen fecunda y singular;
oh Madre dulce
de varón no conocida;
a los carmelitas,
proteja tu nombre,
estrella del mar.


SÚPLICA PARA TIEMPOS DIFÍCILES

Tengo mis dificultades:
Ayúdame.
De los enemigos del alma:
Sálvame.
En mis desaciertos:
Ilumíname.
En mis dudas y penas:
Confórtame.
En mis enfermedades:
Fortaléceme.
Cuando me desprecien:
Anímame.
En las tentaciones:
Defiéndeme.
En las horas difíciles:
Consuélame.
Con tu corazón maternal:
Ámame.
Con tu inmenso poder:
Protégeme.
Y en tus brazos al expiar:
Recíbeme.
Virgen del Carmen, ruega por nosotros.
Amén.

POEMAS DE SANTA TERESA DE JESÚS

Nada te turbe, nada te espante todo se pasa,
Dios no se muda, la paciencia todo lo alcanza,
quien a Dios tiene nada le falta, sólo Dios basta.

VIVO SIN VIVIR EN MI

Vivo ya fuera de mí después que muero de amor, porque vivo en el Señor que me quiso para sí. Cuando el corazón le di, puso en él este letrero: que muero porque no muero. Esta divina prisión del amor en que yo vivo, ha hecho a Dios mi cautivo, y libre mi corazón; y causa en mí tal pasión ver a Dios mi prisionero, que muero porque no muero.

¡Ay! ¡Qué larga es esta vida! ¡Qué duros estos destierros, esta cárcel, estos hierros en que el alma está metida! Sólo esperar la salida me causa un dolor tan fiero, que muero porque no muero.¡Ay! ¡Qué vida tan amarga donde no se goza el Señor! Porque si es dulce el amor, no es la esperanza larga; quíteme Dios esta carga, más pesada que el acero, que muero porque no muero.

Solo con la confianza vivo de que he de morir, porque muriendo el vivir me asegura mi esperanza; muerte donde el vivir se alcanza, no te tardes, que te espero, que muero porque no muero.

Estando ausente de ti, ¿qué vida puedo tener, sino muerte padecer la mayor que nunca vi? Lástima tengo de mí, por ser mi mal tan entero, que muero porque no muero. Mira que el amor es fuerte: Vida no me seas molesta; mira que sólo te resta, para ganarte, perderte; venga ya la dulce muerte, venga el morir muy ligero, que muero porque no muero.

Aquella vida de arriba es la vida verdadera, hasta que esta vida muera, no se goza estando viva: muerte, no me seas esquiva; viva muriendo primero, que muero porque no muero. Vida ¿qué puedo yo darle a mi Dios, que vive en mí si no es perderte a ti, para mejor a Él gozarle? Quiero muriendo alcanzarle, pues a Él sólo es el que quiero, que muero porque no muero.


BIBLIOGRAFÍA

Título: Nueve días con la Virgen del Carmen de la mano de Juan Pablo II, los mejores textos del Papa sobre María
Autor: Gregorio Cortázar Vinuesa
Editorial EdibesaTítulo: Obras completas de Santa Teresa de Jesús
Editorial BACTítulo: Historias del Escapulario Carmelita.
Autor: Padre Howard Rafferty, O.Carm.,
Editorial: publicadas por Aylesford, Darién, Illinois 60559 USA

ÁREA MULTIMEDIA

VÍDEOS
www.rtve.es/alacarta/videos/television/los-marineros-celebran-patrona-virgen-del-carmen/545978/(video de RTVE sobre la devoción marinera a la Virgen del Carmen en España, 16/07/2009)