Katie Ladecky, deportista mundial del año con sólo 20 años: antes de competir siempre reza el Ave María

0
20690
Katie Ladecky apenas tiene 20 años y ya atesora un palmarés envidiable

Katie Ladecky es con sus apenas 20 años una de las deportistas más laureadas y una de las nadadoras más importantes de la historia. Fue la participante más joven de los Juegos Olímpicos de Londres 2012, con sólo 15 años ganando un oro olímpico. Desde entonces, ha ganado otros cuatro más, ha sido 14 veces campeona del mundo y ha batido 13 récords mundiales en distintas categorías.

Este es su palmarés con 20 años y en estas semanas acaba más galardones. El último ha sido el premio a la mejor deportista femenina del año 2017 que otorga Associated Press, la primera agencias de noticias mundial. Pero días antes recibió el galardón de Campeón de Campeones 2017 del diario L´Equipe, el reconocimiento a la mejor deportista del año del Comité Olímpico de Estados Unidos  así como el de la Woman´s Sport Foundation.

Ledecky se declara abiertamente católica, fue educada en esta fe y acudió a colegios religiosos, de los que se siente orgullosa y de los que dice que ayudaron a cimentar en ella la cultura del esfuerzo.

Antes de competir siempre reza a la Virgen

Esta fe es también muy importante para ella a la hora de competir. En la natación la concentración es esencial y en una entrevista en Catholic Standard confesó que justo antes de iniciar cada carrera reza.

“Rezo una o dos oraciones antes de cualquier carrera. El Ave María es una hermosa oración y descubro que me serena”, afirmaba esta joven nadadora.

Rezar a la Virgen es algo que lleva haciendo años y que ha llamado mucho la atención desde que llegó a la élite siendo prácticamente una niña. En la sala de preparación antes de las carreras se ve a muchos deportistas nerviosos y ansiosos pero ella no. Contaba a la prensa en 2013 que ella rezaba “decenas del Rosario” para desconectar de las presiones pero sobre todo para “pasar un tiempo con Dios”.

Se quita la presión con la oración

En esas mismas declaraciones aseguraba que “en un gran evento con miles de personas observando, es importante para mí tomarme un tiempo para hacerme un espacio para Dios y pensar en Él. Él siempre estará en el centro de mi vida”.

Katie Ledecky vive con naturalidad su fe o el rezar el Ave María antes de competir. Ella asegura que esa fe católica “siempre ha estado conmigo y siempre estará. Es parte de quien soy y me siento a gusto practicando mi fe. Me ayuda a poner las cosas en perspectiva”.

La nadadora participa en obras de caridad de grupos católicos y da charlas en colegios religiosos, de los que se siente muy orgullosa. “Recibí una excelente educación en la fe en ambas escuelas. Tener la oportunidad de asistir a escuelas exigentes en lo académico ha facilitado mi interés por el mundo y por el servicio a los demás y ha enriquecido mi vida de tal modo que no está centrada exclusivamente en la natación o el atletismo”, apunta la gran figura de la natación femenina. Sin embargo, ir a aquellas escuelas fue importante para mi desempeño en la natación; las escuelas católicas en las que estudié me ofrecieron un reto, ampliaron mi perspectiva y me permitieron usar mi mente de formas que me llevan más allá de sólo pensar en los entrenamientos, reuniones de natación y deportes”.

María, Reina de las Familias, ruega por nosotros

Quiero recibir Cari Filii News gratuitamente

Quiero suscribirme

Warning: A non-numeric value encountered in /var/www/vhosts/carifilii.es/httpdocs/wp-content/themes/Newspaper/includes/wp_booster/td_block.php on line 997

Dejar comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here